El 42 % de los médicos se sienten más cansados y menos preparados para hacer frente a una “segunda ola” de la pandemia de COVID-19

  • El impacto de la crisis sanitaria en la salud física y emocional ha hecho que el 24 % de los profesionales se hayan planteado en algún momento abandonar el ejercicio
  • Trabajar en equipo es un claro elemento protector para el bienestar de los médicos y para reducir el estrés y los conflictos éticos a la hora de tomar decisiones
  • Los datos forman parte de los resultados preliminares de un estudio sobre el impacto de la pandemia en la salud de los profesionales sanitarios que llevan a cabo el CoMB, la Fundación Galatea y profesoras del IESE y del IEB-UB

Barcelona, 8 de octubre de 2020.- La pandemia de COVID-19 está teniendo un enorme impacto en la salud física y emocional de la población general. En el caso de los profesionales de la salud, el estrés diario en primera línea asistencial, la falta de medios, la toma diaria de decisiones difíciles, el miedo al contagio propio y de familiares, etc. les convierte en un colectivo especialmente vulnerable. De hecho, ya antes de la pandemia, varios estudios habían mostrado que los profesionales de la salud tienen, en general, una peor percepción de la propia salud mental que la población general.

Ahora, en plena pandemia, los datos preliminares del estudio Impacto de la COVID-19 sobre la salud de los profesionales sanitarios, que están llevando a cabo la Fundación Galatea, el CoMB y las profesoras Núria Mas (IESE) y Judit Vall (Instituto de Economía de Barcelona IEB-UB), constatan que la actual crisis sanitaria no solo ha empeorado considerablemente la salud física y mental de los profesionales sanitarios, sino que el impacto ha sido tan grande que el colectivo se siente en estos momentos más cansado y menos preparado de cara a hacer frente a una «segunda ola» de la pandemia. Así lo afirman hasta el 42 % de los profesionales, que afrontan con más pesimismo los próximos meses.

Los datos preliminares de este estudio se basan en una encuesta que respondieron 1.648 médicos y médicas de Cataluña entre julio y agosto pasados. Más adelante, el estudio se ampliará, con la colaboración de la Organización Médica Colegial (OMC) y de Mutual Médica, con datos de otros profesionales de la salud de Cataluña y de médicos y médicas del resto del estado.

El agotamiento que muestran los médicos y médicas se hace también evidente ante un 24 % que aseguran que en algún momento, a lo largo de los últimos meses, se han cuestionado si seguían ejerciendo la profesión (el 22 % se lo han planteado, mientras que el 2 % consideran esta opción de manera más seria). Sin embargo, el grueso del colectivo mantiene un firme compromiso con la profesión y con los pacientes, a pesar de las duras experiencias vividas desde el estallido de la pandemia.

La encuesta constata el empeoramiento de la salud física y mental de los médicos a partir de varios indicadores: frecuencia con la que experimentan agotamiento físico y emocional, cefaleas, dolor de estómago o dolor de espalda; así como capacidad para hacer frente a los problemas, entre otros. Los valores de estos indicadores se comparan en tres momentos diferentes: antes de la pandemia, durante el estallido de la primera ola (marzo y abril) y durante el verano. Los peores valores se obtienen en el periodo de marzo-abril, mientras que en verano, a pesar de experimentar una mejora, no se recupera el nivel de partida anterior a la pandemia.

El estudio detecta que hay determinados colectivos que muestran peores indicadores de salud, tales como médicos que trabajan en la atención primaria, aquellos que trabajaron en UCI y servicios de urgencias y los que decidieron autoconfinarse durante los meses más duros de la pandemia para proteger a sus familiares. Estos grupos también muestran una recuperación más lenta que el resto de sus compañeros.

Entre los profesionales de la atención primaria (25,7 % de la muestra), ha sido más frecuente el planteamiento de abandonar la profesión: un 31,7 % lo han considerado en algún momento, muy por encima del 21,3 % de los compañeros del ámbito hospitalario y del 22,2 % de otros ámbitos. También indican que se sienten menos preparados de cara a hacer frente a lo que queda de pandemia: el 48,4 % de los médicos y médicas de primaria así lo afirman, mientras que la misma sensación es reportada por el 44,5% de los profesionales de hospitales y el 34,8 % de otros ámbitos.

Por lo que respecta a los médicos y médicas que trabajaron en UCI y servicios de urgencias, hasta el 68 % declararon, por ejemplo, que en el momento más álgido de la pandemia (marzo-abril) se sentían cansados siempre o muy a menudo (por encima del 57,6 % de la muestra total), un porcentaje que antes de la crisis era del 27,7 % (18,9% en la muestra total) y que aún se mantenía en el 47,4 % en julio-agosto (42 % en la muestra total).

El equipo actúa como elemento protector
Uno de los aspectos más positivos que revela este estudio es el papel de los equipos como elementos protectores de la salud y del bienestar de los médicos y médicas. Los profesionales que trabajan en equipos donde se comparten objetivos y donde existe un «sentimiento de pertenencia» reportan mejores indicadores de salud física y emocional que el resto. Estos profesionales se enfrentan a menos conflictos éticos y menos estrés en su actividad diaria, ya que las decisiones y los problemas se afrontan de manera compartida. Según la encuesta, hasta un 31,2 % de los profesionales que no cuentan con el apoyo de un «equipo protector» afirman que se enfrentan a conflictos éticos con frecuencia, un porcentaje que baja hasta el 24,5 % entre los profesionales que se sienten integrados y apoyados por un equipo.
Estos datos preliminares apuntan que las intervenciones grupales dirigidas a equipos asistenciales, como las que está llevando a cabo la Fundación Galatea, pueden ser de gran utilidad, tanto para reconducir situaciones problemáticas y para recuperar el bienestar de los profesionales, como para hacer intervenciones preventivas.
Recomendaciones generales:

Los resultados preliminares del estudio Impacto de la COVID-19 sobre la salud de los profesionales sanitarios permiten formular unas recomendaciones generales orientadas a mejorar la salud de los profesionales sanitarios, reduciendo factores de riesgo y promoviendo la actividad preventiva. El equipo que ha llevado a cabo el estudio recuerda que velar por la salud física y mental de los profesionales de la salud y, en definitiva, «cuidar a quienes nos cuidan», es un elemento clave para garantizar una buena asistencia al ciudadano. Estas son las principales recomendaciones:
• Hay que reformar el actual sistema de salud para garantizar la protección de la salud de los profesionales y reducir al máximo factores de riesgo favorecidos por el propio sistema. Sería conveniente ir hacia la suficiencia de recursos humanos
y económicos, más autonomía para los profesionales y para los equipos, formación para la gestión del estrés y de la toma de decisiones complejas, etc.
• La salud de los profesionales de la salud debe ser una prioridad de las autoridades sanitarias, que deben ofrecer la atención adecuada, tanto a nivel asistencial como de prevención y promoción de la salud.
• Debería promoverse la formación de los profesionales para la prevención (gestión de las emociones, de las dificultades, etc.)
• Es fundamental promover y apoyar a los equipos, así como facilitar su funcionamiento saludable, ya que son uno de los principales elementos protectores que puede ofrecer el propio sistema.

Sobre los autores/as del estudio:
Núria Mas
Profesora y directora del departamento de Economía en el IESE. Doctora en Economía por la Harvard University y licenciada en Economía por la Universidad Pompeu Fabra (UPF). Es consejera del Consejo de Gobierno del Bando de España, titular de la Cátedra Jaime Grego de Healthcare Management y directora académica del Encuentro del Sector Sanitario del IESE. Formó parte del Consejo Asesor para la Sostenibilidad y el Progreso del Sistema Sanitario de la Generalitat. Su investigación se centra en el ámbito de la economía de la salud, especialmente en la organización de los sistemas sanitarios.

Judit Vall Castelló
Economista aplicada, especializada en el análisis de métodos econométricos y cuantitativos. Es licenciada en Economía por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Tiene un máster en la Universidad de Essex y el doctorado por la Universidad de Maastricht, que cursó con una beca Marie Curie. Su investigación actual se concentra en el análisis del impacto de las políticas públicas y los sistemas de pensiones sobre decisiones de mercado de trabajo, así como sobre la salud.
Equipo Fundación Galatea / CoMB / OMC / Mutual Médica

Grupo de trabajo de profesionales de la Fundación Galatea (Antoni Calvo, Anna Mitjans, Mari Pau González y Lucía Baranda), del CoMB (Berenguer Camps, Gerard Serratusell y Sònia Miravet), de la OMC (Mª Fe Bravo Ortiz, Domingo Sánchez y Félix Martín) y de Mutual Médica (Montse Clarà y Assumpció Torrents) con expertise en investigación sobre los profesionales de la salud y su salud, así como en demografía y condiciones de trabajo de los médicos y médicas.

Sigue moderándose la incertidumbre económica en España en el mes de septiembre, según el IESE

  • Su estabilización no significa que esté superado el bache económico producido por la pandemia, sino que ya se da por supuesto

 

Barcelona/Madrid, 6 de octubre de 2020. Se sigue moderando la incertidumbre económica en España conforme se van conociendo los efectos económicos de la pandemia, «lo que no quiere decir que esté superado el bache económico, sino que ya se da por supuesto», según ha afirmado el profesor del IESE y autor del Indice, Miguel Angel Ariño.

El Índice IESE de Incertidumbre Económica (I3E) disminuyó 10 puntos en el mes de septiembre situándose en los 98 puntos, dentro de la escala 0 – 200. Todas las componentes del índice han disminuido su valor. Así, la incertidumbre sobre la bolsa ha disminuido 3 puntos hasta los 118. La incertidumbre del tipo de cambio dólar-euro también ha disminuido 6 puntos hasta los 103. La incertidumbre sobre el petróleo ha disminuido 9 puntos hasta los 111, mientras que la de la deuda española lo ha hecho en 17 puntos hasta los 62.

Comenta Miguel Angel Ariño, profesor del IESE y responsable del Índice, que aunque actualmente la economía española no presenta sobresaltos y por tanto la incertidumbre económica va estabilizándose, lo que no significa que esté superado el bache económico, sino que ya se da por supuesto. Por otra parte los efectos económicos de la crisis sanitaria se mantendrán todavía en el tiempo
 

 ÍNDICE Global I3EÍndice IBEXÍndice
$ / €
Índice BRENTÍndice BONO
Agosto 2020108121109120  79
Septiembre 2020  98118103111  62

VALOR DEL ÍNDICE EN SEPTIEMBRE      98
VARIACIÓN RESPECTO A AGOSTO        -17

Sobre IESE Business School
El IESE es la escuela de dirección de empresas de la Universidad de Navarra. Con campus en Barcelona, Madrid, Múnich, Nueva York y Sâo Paulo, el IESE suma nuevos proyectos a su ya innovador ecosistema de aprendizaje que le permite ofrecer formación para directivos en Europa, Asia, América y África.

Desde 1958, la escuela ha formado a más de 50.000 empresarios y directivos, ofreciéndoles una experiencia personalizada y transformadora. El IESE quiere seguir construyendo el mañana formando líderes que puedan tener un impacto positivo y duradero en las personas, en las empresas y en la sociedad. Este esfuerzo ha sido reconocido por el ranking del Financial Times que por sexto año consecutivo ha posicionado al IESE como la escuela número 1 del mundo en programas de formación de directivos.

El IESE y Crèdit Andorrà presentan la nueva Cátedra de Emprendimiento y Banca

  • La nueva Catedra Crèdit Andorrà de Emprendimiento y Banca será dirigida por el profesor del IESE Albert Fernández, que toma el relevo del profesor Josep Maria Rosanas, quien durante 14 años fue el titular de la Cátedra Crèdit Andorrà de Mercados, Organizaciones y Humanismo. 
  • El objetivo es promover la generación de valor desde el conocimiento a través de conferencias y proyectos ya en marcha como Scale Lab Andorra y abrir nuevos programas de colaboración e investigación en el ámbito docente. 
  • Montse Guardia, directora general de Alastria Blockchain Ecosystem, ofrece la conferencia inaugural de la nueva cátedra.  

Andorra la Vella / Barcelona29 de septiembre de 2020. Crèdit Andorrà y el IESE han presentado esta tarde la nueva Cátedra de Emprendimiento y Banca cuyo titular será el profesor del IESE Albert Fernández. La nueva Cátedra investigará sobre las tendencias en creación de empresas y formas de financiación.

Albert Fernández, titular de la Cátedra Crèdit Andorrà de Emprendimiento y Banca en el IESE, toma el relevo a Josep Maria Rosanas, durante catorce años titular de la Cátedra Crèdit Andorrà de Mercados, Organizaciones y Humanismo. Entre los objetivos de la nueva cátedra está dar respuesta a la nueva realidad de las empresas, promover la generación de valor para el conjunto de la sociedad, ofrecer soluciones para emprendedores e impulsar y divulgar la investigación en el ámbito del emprendimiento.

Xavier Cornellaconsejero ejecutivo y director general de Crèdit Andorrà, ha puesto de relieve que “en la nueva Cátedra confluyen los valores que nos definen y la esencia de nuestra actividad”. Cornella ha recordado que “Crèdit Andorrà nació fruto del esfuerzo y la valentía de un grupo de emprendedores que vieron la necesidad de poner en marcha un banco de país y para el país. Y con este mismo espíritu, hemos mantenido una trayectoria de banco emprendedor a la hora de iniciar proyectos, pionero en la propuesta de soluciones avanzadas y de valor para nuestros clientes. Por ello estamos convencidos de que ‘Emprendimiento y Banca’ son los dos mejores atributos para el reenfoque que toma la nueva Cátedra”.

Franz Heukampdirector general del IESE, destaca que la nueva Cátedra debe servir para promover el conocimiento en Andorra y desde Andorra, y ponerlo al servicio de las empresas y las personas. “El IESE es una escuela de dirección pionera en la formación de líderes empresariales, pero también en la creación y mantenimiento de redes de relación entre empresarios y emprendedores, inversores, investigadores… Y es aquí donde la nueva Cátedra Crèdit Andorrà de Emprendimiento y Banca puede tener un papel relevante como catalizador de proyectos e iniciativas de valor”, ha añadido Heukamp.

La nueva Cátedra contará con varias líneas de trabajo para cumplir tres grandes objetivos:

1. Promover la creación de empresas
Según el profesor Fernández, “Crèdit Andorrà y el IESE compartimos inquietudes para dar salida a iniciativas que contribuyan a la nueva economía. En este sentido, el IESE puede dar un gran impulso a iniciativas como el programa de hiperaceleración Scale Lab Andorra a través de Finaves, nuestra plataforma de apoyo al emprendimiento”.

2. Generar conocimiento
“La Cátedra también debe ser un catalizador para promover el conocimiento desde el ámbito académico. Analizar la realidad empresarial del país, sus necesidades, inquietudes y aspiraciones nos tiene que permitir ser más concretos a la hora de proponer líneas de ayuda, tanto para encontrar inversores como para explorar nuevas oportunidades de negocio”, asegura Fernández.

3. Divulgar nuevas tendencias en creación de empresas
La divulgación será otro de los pilares de la cátedra, con la programación de conferencias y actos dirigidos a difundir los conocimientos adquiridos sobre sus principales ámbitos de trabajo, como son el emprendimiento, las nuevas tecnologías o la actualidad económica, destacando especialmente el comercio y el turismo.

Albert Fernández 

Fernández es profesor de los departamentos de Iniciativa Emprendedora y de Contabilidad y Control del IESE, y también imparte clases de Análisis de Situaciones de Negocio y de Dirección de Pequeñas y Medianas Empresas. Sus áreas de interés son la iniciativa emprendedora, las claves del crecimiento de las pequeñas y medianas empresas (pymes), el gobierno corporativo en las pymes y en la empresa familiar y el uso y aplicación de los procesos de dirección y gestión como la planificación, el presupuesto, la evaluación y la compensación.

El IESE arranca el curso con más de 500 alumnos presenciales en sus campus de Barcelona, Madrid, Múnich y Sâo Paulo

  • Nuevas promociones del Master in Management (MiM), MBA y Executive MBA inician clases en los campus del IESE en Madrid, Barcelona, Munich y Sao Paulo.
  • El programa MBA full time ha obtenido un 12% más de solicitudes de estudiantes mientras que el MiM casi ha duplicado su capacidad con 83 alumnos en Madrid.
  • El IESE ha adaptado sus campus con rigurosos protocolos sanitarios para garantizar un entorno de aprendizaje seguro y productivo.

Barcelona / Madrid / Munich / Sâo Paulo, 14 de septiembre de 2020. Esta semana la escuela comienza el curso presencial dando la bienvenida a las nuevas clases del Master in Management (MiM) y del MBA en los campus de Madrid y Barcelona, respectivamente, y al Executive MBA en Munich y Sâo Paulo. Un total de 535 participantes han iniciado las clases presenciales en un entorno de aprendizaje seguro y productivo, que garantiza la participación híbrida de los estudiantes que por alguna razón no puedan venir al campus.

A pesar de la crisis del COVID-19, el IESE ha recibido una gran demanda de estudiantes interesados en programas como el MiM, MBA o el EMBA, lo que refleja el valor que los actuales y futuros profesionales dan a la formación ofrecida por la escuela. 

Alto perfil internacional
Los nuevos alumnos de estos tres programas, diseñados para jóvenes profesionales en diferentes etapas de sus carreras y necesidades, cuentan con un alto y diverso perfil.

La promoción 2021 del MiM comenzó recientemente su experiencia IESE con un workshop de carrera profesional y con sesiones de orientación en el campus de Madrid. La clase cuenta con 83 alumnos de 20 países diferentes, de los cuales el 38% son mujeres. La edad promedio es de 23 años.

Lanzado el año pasado, el MiM es un programa a tiempo completo en inglés dirigido a recién graduados con experiencia laboral mínima o inexistente. Proporciona una experiencia inmersiva para los participantes, lo que les permite adquirir las mejores herramientas para poner en marcha su carrera profesional.

Por otro lado, también han comenzado las nuevas ediciones del programa Executive MBA en Múnich y Sao Paulo.  El campus del IESE en Alemania inicia la segunda promoción de este MBA ejecutivo con 56 nuevos participantes. En Sâo Paulo, son 41 participantes de seis nacionalidades. El Executive MBA es un programa de 18 meses, a tiempo parcial. Diseñado para managers, ejecutivos y emprendedores de alto potencial que desean impulsar sus carreras, la edad promedio de las clases es de 34 años, con participantes de más de 20 nacionalidades diferentes.

Por último, la nueva promoción de alumnos del programa MBA a tiempo completo llegará al campus de Barcelona a final de mes. Esta promoción 2022 está formada por 355 estudiantes, el 82% de los cuales son internacionales. El 32% de la clase son mujeres y la edad media es de 29,7 años. Los participantes tienen una experiencia profesional media de casi seis años. Considerando como uno de los mejores programas del mundo, el programa MBA del IESE se imparte en inglés durante 15 ó 19 meses.

Rigurosos protocolos de salud y aulas híbridas
Para garantizar un entorno de aprendizaje seguro y productivo para los nuevos alumnos, el IESE ha adaptado sus campus y ha puesto en marcha un estricto de protocolo de salud.

Estas medidas integrales incluyen acceso controlado al campus (como detección de temperatura y un cuestionario diario del estado de salud), pruebas generalizadas (todos los participantes y empleados del IESE deben ser evaluados antes de su primera visita al campus), así como el uso obligatorio de mascarillas y distanciamiento interpersonal en todos los espacios.

Al mismo tiempo, el IESE ha redoblado su apuesta por la metodología híbrida para que los participantes que no pueden asistir a clases presenciales puedan seguir en remoto sus clases con máxima fluidez. En los últimos meses, la escuela ha instalado cámaras, pantallas, pizarras especiales, altavoces y micrófonos para que tanto el profesor como los alumnos presenciales puedan interactuar con aquellos que están en casa en tiempo real. 

Además, los profesores y el equipo de programas se han formado en las mejores prácticas de docencia online y han incorporado nuevas dinámicas para conseguir reproducir la experiencia activa del método del caso para el formato híbrido.

Todas estas medidas permiten que la escuela continúe ofreciendo una experiencia educativa de alta calidad, al tiempo que garantiza la seguridad de los estudiantes y profesores durante el transcurso del nuevo año académico.

 

Sigue moderándose la incertidumbre económica en España en el mes de julio, según el IESE

  • El Índice IESE de Incertidumbre Económica apunta que conforme se van conociendo los efectos de la pandemia, aunque estos no sean halagüeños, se va moderando la incertidumbre económica.

Barcelona/Madrid, 31 de julio de 2020. Aunque todavía persiste una elevada incertidumbre, el Índice IESE de Incertidumbre Económica (I3E) disminuyó 19 puntos en el mes de julio situándose en 125 puntos, dentro de la escala 0 – 200. 

Todas las componentes del índice han visto disminuida su valor, salvo la del tipo de cambio dólar-euro. Así, la incertidumbre sobre la bolsa ha disminuido 16 puntos hasta los 133. La incertidumbre del tipo de cambio dólar-euro ha aumentado 3 puntos hasta los 117. La incertidumbre sobre el petróleo ha disminuido 29 puntos hasta los 146, mientras que la de la deuda española lo ha hecho en 22 puntos hasta los 88.
 
Comenta Miguel Angel Ariño, profesor del IESE y responsable del Índice, que aunque se modera la incertidumbre económica esta está por encima de la media de los pasados años. El índice y todos sus componentes, salvo la de la deuda española, tienen un valor superior a 100.
 

 ÍNDICE Global I3EÍndice IBEXÍndice $ / €Índice BRENTÍndice BONO
Junio 2020144149114175110
Julio 2020125133117146  88

VALOR DEL ÍNDICE EN JULIO            125
VARIACIÓN RESPECTO A JUNIO        -19

Según un informe del IESE, para el 77% de las empresas hay un desajuste entre las competencias que necesitan y las que ofrece el sistema educativo

  • La mayor brecha en cuanto a conocimientos se encuentra en la formación en tecnología (big data, IA, robótica y marketing digital)
  • El 83% de las empresas encuestadas tienen dificultades importantes para cubrir los puestos de trabajo
  • El informe del IESE detalla la visión actual de las empresas en relación con las competencias profesionales de los jóvenes y sus necesidades futuras, y propone un plan de acción

Barcelona/Madrid, 22 de julio de 2020.- Un 77% de las empresas consideran que hay un desajuste entre las competencias que necesitan en graduados universitarios y las que ofrece el sistema educativo. A nivel de formación profesional, el desajuste encontrado es del 69%. Este es uno de los resultados del estudio Las competencias profesionales del futuro: un diagnóstico y un plan de acción para promover el empleo juvenil después de la Covid-19, presentado hoy por el profesor del IESE, Jordi Canals y los investigadores María Luisa Blázquez y Roger Masclans. En el informe han participado 118 empresas relevantes de la economía española. 

El informe de IESE detalla la visión actual de las empresas en relación con las competencias profesionales de los jóvenes y sus necesidades futuras, y propone un plan de acción para contribuir a resolver la brecha de competencias detectada y mejorar la empleabilidad de los jóvenes. 

El 83% de las empresas encuestadas tienen dificultades importantes para cubrir los puestos de trabajo. La falta de competencias necesarias ha creado un desajuste significativo entre lo que las empresas necesitan y lo que encuentran en los jóvenes graduados. Las empresas indican que no encuentran las competencias necesarias en los perfiles que entrevistan o que los perfiles con las competencias profesionales necesarias son escasos. Si bien se trata de datos pre-Covid 19, y la dinámica de contrataciones se ha visto seriamente afectada, es probable que los problemas de fondo en cuanto a las competencias profesionales necesarias se vean intensificados.

Competencias profesionales hoy
Las competencias profesionales que buscan las empresas han cambiado. Un 73% de las empresas consideran que la transformación digital es la primera causa. Otros factores que han influido son los cambios en las necesidades de los clientes (mencionados por un 75% de las empresas), la internacionalización (mencionada por el 57% de las empresas), o la automatización (mencionada por el 63% de las empresas). Más del 50% de las empresas indican que seguirán automatizando tareas durante los próximos años, y que será necesario llevar a cabo una labor de reskilling de los trabajadores, para que lleven a cabo tareas que hasta ahora no han realizado. 

La mayor brecha en cuanto a conocimientos se encuentra en la formación en tecnología. El 94% de las empresas no encuentran en los graduados los conocimientos necesarios en big data, el 91% en inteligencia artificial, el 89% en robótica y el 88% en marketing digital. El sistema educativo no ha podido responder con la velocidad deseable a los retos planteados, y las empresas no encuentran las competencias necesarias. El informe analiza la brecha de competencias diferenciando entre conocimientos, capacidades y actitudes. Las empresas consideran que en España existe una carencia de graduados en áreas STEM. De hecho, la ratio de graduados en carreras STEM en España (21,9%) es casi cuatro puntos porcentuales más baja que la de la media de la UE.

Capacidades profesionales
En cuanto a capacidades, las empresas consideran que existen carencias en la capacidad de comunicación – el 58% de las empresas encuestadas no la encuentra en los perfiles-, el emprendimiento – 50% de las empresas-, el liderazgo – 48%- y la negociación – 48%. También en actitudes se detecta una brecha importante, y el 72% de las empresas no encuentra las actitudes deseadas en términos de resiliencia, el 48% en iniciativa y el 46% en visión de conjunto. Las capacidades profesionales son cada vez más importantes, y las nuevas formas organizativas o metodologías de trabajo como la agile, el trabajo por proyectos o el design thinking también modifican el perfil que buscan las empresas.  Más de la mitad de las empresas consideran que hay una deficiencia seria en el desarrollo de estas capacidades por parte del sistema educativo.

En 2023 prácticamente todas las competencias serán más necesarias que actualmente, y las empresas afirman que si los centros educativos y Gobierno no abordan el problema de forma eficiente, la brecha será mayor, con el consecuente impacto en la empleabilidad de los jóvenes y en la competitividad y productividad de las empresas. 

La mayor responsabilidad para cerrar la brecha de competencias es atribuida a los centros educativos (4,9 en una escala de 1 a 5). Sin embargo, las empresas consideran que las posibles soluciones son responsabilidad compartida de todos los actores: centros educativos, Gobiernos, familias y empresas. Según las empresas entrevistadas, los centros educativos deberían colaborar más estrechamente con las empresas y ser más flexibles. Las empresas también piden al Gobierno facilitar el desarrollo de competencias flexibilizando el contenido y adaptación de los programas y grados a la realidad profesional, y promover una mayor implicación empresarial en el futuro de la educación, ofreciendo un marco estable para la colaboración de empresas y centros educativos. 
 
Sobre este Informe
Para la elaboración del informe se ha contado con la participación de 118 compañías relevantes de la economía española, en la que están representados los principales sectores de nuestra economía. La encuesta se administró en una primera fase a 53 empresas entre julio de 2018 y enero de 2019, y en una segunda fase a 65 empresas entre julio de 2019 y enero de 2020. Los datos y las opiniones recogidas definen un perfil de las competencias profesionales que requerirán los jóvenes en los próximos años. La metodología que se ha seguido para realizar el diagnóstico consta de dos elementos básicos: una encuesta exhaustiva y una entrevista personal. Las personas entrevistadas que han colaborado en este proyecto son los directores de la División de Personas, de Recursos Humanos o Desarrollo de Talento de las empresas participantes.

Descárgate aquí el estudio completo.

Las mujeres, las más perjudicadas durante el teletrabajo; los hombres, los que más se quejan

  • El estudio «Mujer y trabajo en remoto durante la COVID-19» realizado por la profesora del IESE Mireia las Heras, desvela cómo han vivido el teletrabajo las mujeres y los hombres.
  • Las mujeres han sufrido un 9% más de interferencias del trabajo a la familia y un 20% de la familia al trabajo que los hombres.
  • Las mujeres han dedicado un 15% más de tiempo que los hombres al cuidado de los hijos; sin embargo, los hombres se quejan un 10% más que las mujeres de la dificultad de tener hijos en casa mientras se trabaja.

Barcelona/ Madrid, 13 de julio de 2020.- Las mujeres han sufrido un 9% más de interferencias del trabajo a la familia que los hombres y un 20% de la familia al trabajo provocadas, mayormente, por los hijos u otros dependientes. Este dato se ve agravado en el caso de madres solteras donde las cifras ascienden al 14% más de interferencia trabajo a familia, y el 25% más de interferencias familia a trabajo, respectivamente. Los hombres por su parte, a pesar de dedicar un 15% menos del tiempo al cuidado de dependientes, reportan que tener a los hijos en casa les ha dificultado un 10% más el trabajo que a las mujeres.
 
Este y otros datos se extraen de la segunda parte del informe realizado por la profesora y directora del Centro Trabajo y Familia del IESE, Mireia las Heras, “Mujer y trabajo en remoto durante la Covid-19” realizado durante la segunda quincena de mayo y que ha contado con la participación de unas 750 personas, que han respondido en múltiples días, con un total de 3.412 respuestas recogidas. Los participantes eran personas que llevaban más de 30 días teletrabajando.
 
Por otro lado, las mujeres que han trabajado en remoto y conviven con otras personas en casa (pareja, hijos, padres) han tenido un 29% más de responsabilidad de cuidado de dependientes que los hombres en las mismas condiciones. Un mayor grado de cuidado de dependientes durante las horas de trabajo ha provocado una menor concentración en el trabajo, menor capacidad de desconexión y relax y mayor fatiga.
 
Aunque las mujeres con hijos dedican un 15% más de tiempo y esfuerzo a su cuidado que los hombres, son ellos los que han reportado en un porcentaje mayor (un 10% más que las mujeres), que tener a los hijos en casa les ha dificultado el trabajo.
 
Fatiga mental y estrés
Las mujeres han tenido un 20% más de fatiga mental y un 16% más de estrés que los hombres durante los días de teletrabajo debido a la mayor dedicación al cuidado de hijos y dependientes. Se dispara al 33% y al 18% respectivamente en el caso de las madres solteras.
 
Asimismo, las mujeres han mostrado un 11% menos de vitalidad en el trabajo y un 9% en la familia que los hombres debido a la mayor dedicación de tiempo y energía en el cuidado.  La fatiga y el estrés se han disminuido un 23% y un 19% respectivamente en  aquellas que tienen autoestima más elevada; y un 12% en aquellas cuyas parejas muestran sensibilidad hacia sus necesidades laborales.
 
Líderes sensibles
El estudio llega a la conclusión de que, a más respaldo por parte del jefe, menos estrés, más compromiso y menos angustia por parte de los colaboradores. Por ello, las mujeres cuyos líderes muestran sensibilidad hacia los empleados, tienen un 5% menos de fatiga mental y estrés, reportan mayor vitalidad (6% más) y un 10% menos de dificultad de concentración en el trabajo.
 
Mujeres y eficacia personal
Un 64% de las mujeres que han trabajado en remoto han tenido un alto grado de autoestima, superando al de los hombres en un 7%. La autoestima en esta situación se refiere a la certeza de que con su esfuerzo personal se podría lidiar adecuadamente con la situación laboral y del hogar. Asimismo, un 42% de las mujeres han percibido un mayor riesgo de inseguridad en su trabajo (posibilidad de perder el empleo actual o dificultad de encontrar un trabajo similar), superando a la percepción de inseguridad de los hombres en un 8%.

Accede a las infografías del estudio

El IESE destina 5,5 millones de euros a becas para financiar el talento afectado por la pandemia de la Covid-19

  • El programa de becas Covid-19 está destinado a jóvenes recién graduados, candidatos a los programas MBA y directivos con potencial de crecimiento, para facilitar financiar sus estudios en esta etapa de crisis.
  • Las becas, que aumentan en un 15% la aportación habitual de becas que hace el IESE, cubrirán hasta un 50% del importe de la matrícula en programas máster y un 25% en programas para directivos.
  • Las becas se nutrirán de las contribuciones de empresas, antiguos alumnos y donantes individuales.

Barcelona/Madrid, 8 de julio de 2020. El IESE Business School dedicará 5,5 millones de euros a ofrecer becas a jóvenes profesionales y directivos emergentes con talento que no puedan financiar sus estudios de dirección de empresas por el impacto de la pandemia. 

Las becas Covid-19 se destinarán a personas en proceso de admisión de programas, para facilitarles el acceso, y a candidatos brillantes que trabajan en los sectores más afectados por la pandemia, y que en este momento no puedan hacer frente a los gastos de una formación directiva.

Con estas ayudas –que aumentan en un 15% la dotación habitual de becas de la escuela–, el IESE quiere impedir que se detenga el desarrollo de un talento que debería contribuir a la recuperación en los próximos años.

“Queremos conseguir que nadie con talento para la dirección de empresas interrumpa su formación o se quede sin desarrollarla por el impacto del Covid-19”, afirma el Director General del IESE, Franz Heukamp. “Ahora más que nunca, nuestro compromiso con la sociedad nos lleva a trabajar para que sigan formándose líderes que contribuirán a resolver los problemas económicos y sociales con su trabajo. Agradecemos especialmente la generosidad de las Empresas Patrono y los antiguos alumnos, que con su apoyo hacen posible estas becas”.
 
Una ayuda para los perfiles y sectores más vulnerables
El IESE ha identificado los sectores y perfiles más afectados por la pandemia y quiere ayudar a su desarrollo y salida de la crisis.

El talento joven es uno de los más impactados por la pandemia porque se enfrenta a un mercado laboral deprimido y pocas opciones de contratación. Por ello, cerca de la mitad de las becas Covid-19 se destinarán a jóvenes de entre 23 y 30 años, que puedan cursar el Master in Management o el programa MBA.

Dentro de las empresas, uno de los grupos afectados son los directivos intermedios de algunos sectores y las pymes, porque sus oportunidades de promoción y crecimiento han quedado muy mermadas por la pandemia. Desde este punto de vista, las becas se ofrecen también a mandos intermedios con alto potencial pertenecientes a los 5 sectores más golpeados por la crisis: Automoción, Turismo, Aerolíneas, Distribución, y Textil-Moda. Estos directivos podrán cursar el Executive MBA o los programas para directivos PDD (Programa de Desarrollo Directivo) o PMD (Program for Management Development).

El IESE retoma las clases de sus programas internacionales

Fotonoticia. Barcelona, 7 de julio de 2020. Los programas internacionales han vuelto esta semana a las aulas del IESE con todas las medidas de seguridad sanitaria. Con la apertura progresiva de las fronteras, una veintena de participantes del Programa Advanced Management Program están asistiendo a las clases presenciales en el campus de Barcelona, que se han retransmitido online para los que no han podido acudir. «En el IESE nos hemos puesto en marcha para ser parte de la solución a la crisis», ha afirmado el director general del IESE, Franz Heukamp.

Fotografía de Edu Ferrer / IESE Business School

Descargar aquí la fotografía

Sigue moderándose la incertidumbre económica en España en el mes de junio, según el IESE

  • El Índice IESE de Incertidumbre Económica apunta que conforme la actividad económica y social va volviendo a la normalidad se modera la incertidumbre económica.

Barcelona/Madrid, 3 de julio de 2020. Aunque todavía persiste una elevada incertidumbre, el Índice IESE de Incertidumbre Económica (I3E) disminuyó 26 puntos en el mes de junio situándose en los 144 puntos, dentro de la escala 0 – 200.

Todas las componentes del Índice han visto disminuida su valor. Así, la incertidumbre sobre la bolsa ha disminuido 8 puntos hasta los 149. La incertidumbre del tipo de cambio dólar-euro ha disminuido 7 puntos hasta los 114. La incertidumbre sobre el petróleo ha disminuido 25 puntos hasta los 175, mientras que la de la deuda española lo ha hecho en 29 puntos hasta los 110.

Como comenta Miguel Ángel Ariño, profesor del IESE y responsable del Índice: «conforme se va conociendo el impacto de la pandemia sobre la economía se va normalizando el nivel de incertidumbre, aunque todavía permanece alto en relación a la que había antes de estallar la crisis sanitaria».

 ÍNDICE Global I3EÍndice IBEXÍndice $ / €Índice BRENTÍndice BONO
Mayo 2020170157121200139
Junio 2020144149114175110

VALOR DEL ÍNDICE EN JUNIO            144
VARIACIÓN RESPECTO A MAYO        -26