El profesor del IESE, Xavier Vives, recibe de manos del Rey el Premio Nacional de Economía

Fotonoticia. Madrid, 19 de mayo de 2021. El profesor del IESE, Xavier Vives, ha recibido esta mañana de manos del Rey el Premio Nacional de Investigación en el ámbito de la Economía 2020. El galardón, que concede anualmente el Ministerio de Ciencia y Tecnología, se ha entregado hoy en el trascurso de un acto que ha tenido lugar en el Palacio de El Pardo y al que ha asistido también el ministro de Ciencia y Tecnología, Pedro Duque.

El acto de entrega de los premios, que se fallaron en noviembre de 2020, se había pospuesto debido a las restricciones impuestas por la pandemia.

El profesor Vives ha sido galardonado “por su contribución a la renovación de las disciplinas de economía industrial, teoría de juegos y de finanzas, entre otras”. El ministerio reconoce a Xavier como “un referente de enorme transcendencia en el área de Ciencias Económicas y, en concreto, en el estudio de la competencia y regulación de los mercados imperfectos, actividad que ha otorgado, a su vez, importante visibilidad internacional a la investigación española”.

Link a la noticia completa
Descargar aquí la fotografía

El IESE organiza, con GFT y Banco Sabadell, el primer Foro de Inversión Sostenible

  • Impulsado por GFT, Banco Sabadell y la red de Business Angels del IESE, se celebrará el 17 de junio en Barcelona.
  • Se buscan proyectos de los sectores de la energía y automoción que ayuden a alcanzar los ODS de Naciones Unidas.

Barcelona, 10 de mayo de 2021. El IESE, la consultora tecnológica GFT y el Banco Sabadell, han lanzado el primer Foro de Inversión Sostenible, que se celebrará el próximo 17 de junio y para el que se buscan proyectos emprendedores innovadores y sostenibles en los sectores de la energía y la automoción que den respuesta a los retos medioambientales y de movilidad sostenible generando una verdadera transformación social.

Esta convocatoria tiene la finalidad de impulsar la innovación, fomentar la promoción del talento y el espíritu emprendedor, e impulsar a aquellos emprendedores que aspiran a liderar la innovación en el ámbito de la energía, el medioambiente y la movilidad sostenible persiguiendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 2030) marcados por la ONU. El plazo de recepción de candidaturas finaliza el 25 de mayo.

El fundador de la red de Business Angels y Family Offices del IESE, el profesor Juan Roure, ha destacado la prioridad que tiene el sector de la energía y la automoción en avanzar en esta dirección, cada vez más demandada por la sociedad como motor de transformación: “Hacer que las industrias sean cada vez más sostenibles y en especial la industria de la energía y la automoción, es un requisito indispensable no solo para asegurar la rentabilidad del negocio a futuro sino para transformarlo en una palanca de generación de impacto positivo para la sociedad y el medio ambiente”, ha dicho Roure.

Por su parte, Carlos Eres, director general de GFT en España, ha recordado el compromiso de su compañía por impulsar la innovación en todos los sectores. “Estamos muy contentos de poder participar en esta iniciativa para dar apoyo al talento y a los proyectos que son capaces de transformar la sociedad y apostar por un futuro más sostenible”.

Daniel Cordeiro, director de Estrategia y Sostenibilidad de Banco Sabadell, asegura que “las entidades financieras deben ser el motor de cambio para la transición hacia una economía sostenible” y en ese sentido, destaca que “Banco Sabadell tiene el firme compromiso de acompañar a sus clientes y a la sociedad en general en este camino, muestra de ello es este primer Foro de Inversión Sostenible”. Los proyectos seleccionados en una primera fase presentaran sus propuestas ante más de 200 inversores pertenecientes a la red de Business Angels del IESE en la primera edición del Foro de Inversión Sostenible previsto para el 17 de junio de 2021 en la sede del IESE. El ganador recibirá un premio con aportación directa monetaria por importe de 10.000 euros y que será otorgado por GFT IT Consulting. El plazo de recepción de candidaturas finaliza el próximo 25 de mayo.

Se reduce notablemente la incertidumbre económica en España en el mes de abril

  • Las consecuencias económicas de la pandemia parece que ya se han asumido y la política no da sobresaltos.

Barcelona/Madrid, 4 de mayo de 2021. El Índice IESE de Incertidumbre Económica (I3E) bajó 18 puntos en el mes de abril situándose en los 75 puntos, dentro de la escala 0 – 200. Esta disminución indica que ya se han asumido las consecuencias económicas de la pandemia y que la situación política que viven las comunidades autónomas de Madrid y Cataluña no está afectando a la incertidumbre económica, al menos en el mes de abril.

Todas las componentes del Índice han disminuido. La incertidumbre sobre la bolsa ha bajado 2 puntos hasta los 94. La del tipo de cambio dólar-euro ha disminuido 21 puntos hasta los 70, mientras que la incertidumbre sobre el precio del petróleo ha disminuido 11 puntos hasta los 86 y la deuda española ha disminuido su incertidumbre en 25 puntos hasta los 68. 

Esta disminución en la incertidumbre económica confirma la tendencia observada en los últimos meses. «Esto indica que ya se tienen asumidas las consecuencias económicas de la actual pandemia y que nos estamos acostumbrando a las batallas políticas», comenta Miguel Ángel Ariño, profesor del IESE y responsable del Índice.
 

 ÍNDICE Global I3EÍndice IBEXÍndice $ / €Índice BRENTÍndice BONO
Marzo 20219396919793
Abril 20217594708668

VALOR DEL ÍNDICE EN ABRIL                 75 
VARIACIÓN RESPECTO A MARZO          -18

Solo un 12% de los empleados afirma que le gustaría teletrabajar siempre

  • Estudio del IESE y Savills Aguirre Newman sobre el trabajo presencial y en remoto.
  • Solo un 12% de los empleados afirma que le gustaría teletrabajar siempre y apenas un 4% querría trabajar todos los días en la oficina. La opción preferida por los empleados es trabajar en remoto tres días a la semana (36%), seguida de dos días semanales (32%).
  • En las personas que trabajan en remoto entre dos y tres días a la semana, se produce un incremento en el rendimiento (de hasta un 19%) en esos días que están en remoto, y la calidad del trabajo (hasta un 18%) también durante esos días.

Barcelona, 26 de abril de 2021. Al contrario de lo que puedan creer algunos, solo un 12% de los empleados quiere teletrabajar todos los días. Este dato viene a contrarrestar uno de los grandes mitos del trabajo remoto, que en el último año ha cobrado un gran protagonismo debido a la pandemia de la COVID-19. 

Así lo recoge el informe Un lugar de trabajo sostenible: hacia un modelo remoto y presencial, de IESE y Savills Aguirre Newman. Liderado por la profesora Mireia Las Heras (ICWF – IESE Business School), ha contado con la colaboración de Charo Sáez y Leyre Octavio de Toledo (Executive Director Architecture y Head of Occupier Solutions de.Savills Aguirre Newman), así como Júlia Gifra y María Barraza (IESE Business School). El estudio quiere ofrecer una visión equilibrada de los beneficios e inconvenientes del teletrabajo y el trabajo presencial, y desgrana seis mitos que asociamos al trabajo en remoto, así como sus realidades. Para llevar a cabo el informe se han realizado 4 estudios diferentes preguntando a 3.450 trabajadores de 11 países distintos al final de sus jornadas laborales para conocer sus experiencias de ese día. Se han extraído datos correspondientes a más de 15.000 jornadas laborales.

Mito 1. Todo el mundo quiere trabajar en remoto 
Solo un 12% de los empleados trabajaría en remoto todos los días. De ellos, la mayoría son mujeres (64%), con una edad promedio de 39 años.  El 70% están casados o en una relación de pareja estable, más de la mitad tiene hijos (58%) y lleva cuatro años o más trabajando en su empresa (56%).
Entre las razones esgrimidas para trabajar todos los días en remoto, destacan el poder cuidar mejor de la familia (61%), ahorrar dinero en transporte (48%) y practicar algún deporte o hobby (48%).

En el otro extremo se sitúan los que no quieren teletrabajar nunca, que apenas representan un 4% de la muestra. La gran mayoría de ellos (61%) aduce que carece de los medios necesarios o no puede realizar su trabajo de manera remota, mientras que más de la mitad asegura que prefieren trabajar de forma presencial para estar cerca de su equipo (54%).
En realidad, la opción preferida por los empleados es trabajar desde casa tres días a la semana (36%), seguida de dos días semanales (32%). Un 9% optaría por teletrabajar cuatro días a la semana. Al contrario de lo que se podría pensar, la edad no tiene un impacto significativo en estas preferencias.

Mito 2. Todo el mundo puede trabajar en remoto
No es cierto que todo el mundo pueda teletrabajar. No es posible, pues exigen presencialidad, los trabajos de cuidado personal (como peluqueros, masajistas, dentistas, cuidadores de personas mayores o dependientes, cirujanos, etc) y los que requieren manipulación física (como mecánicos de taller, agricultores, ganaderos, montadores, limpiadores, mantenedores, jardineros, constructores, etc.). En España, este tipo de trabajo sin capacidad para teletrabajar supone un 60% de la población activa. 

Por su parte, aquellos trabajos en los que el componente afectivo-social es de gran importancia (como la educación infantil, primaria y universitaria; las terapias; el asesoramiento), o los que requieren cooperación inmediata (como los deportes de equipo) pierden parte de su valor añadido si se realizan siempre en remoto.

De todos modos, para poder trabajar en remoto de manera eficaz, hace falta el apoyo del líder, los compañeros y la pareja. Así, los que cuentan con el apoyo de sus supervisores, tienen un 16% más de probabilidades de adaptarse a su trabajo (job crafting) y sentir emociones positivas, un 15% más de disfrutar de elementos de ludificación y un 13% más de entrar en un estado de absorción y satisfacción en su trabajo (flow). Los teletrabajadores que tienen el apoyo de sus parejas, tienen un 16% más de probabilidades de sentir emociones positivas en el trabajo, mientras que el apoyo de los compañeros afecta sobre todo a la adaptación al trabajo (20% más de probabilidades) y a la sensación de flow mientras se trabaja (15%).

En general, aquellas personas que prefieren separar su vida personal de la laboral tienden a sentirse menos cómodos cuando trabajan en remoto, sobre todo si lo hacen desde su casa. Curiosamente, los hombres (63%) y mujeres (54%) de entre 20 y de 30 años son los que tienen mayor preferencia por segmentar ambas facetas. En cambio, en la franja de edad de los 40 a los 50 años, tanto hombres como mujeres se sienten bastante cómodos teniendo más de un rol activado a la vez. En este caso, ellos y ellas (63%) afirman preferir no segmentar. Además, en las mujeres esta preferencia disminuye conforme se hacen más mayores, llegado al 75% para la franja de 60 años o más.

Mito 3. Se rinde menos cuando se trabaja en remoto
Los datos lo desmienten. Cuando las personas trabajan en remoto entre dos y tres días a la semana, se produce un incremento en el rendimiento (de hasta un 19%) y la calidad del trabajo (hasta un 18%), durante esos días. Además, se produce un incremento de hasta un 10% del orgullo de pertenencia a la empresa y de hasta un 9% de la disponibilidad para hacer lo que la empresa o los clientes necesiten.

En realidad, el trabajo en remoto, realizado de modo parcial, incrementa el compromiso con las tareas laborales, la dedicación y la absorción laboral. Existen una serie de hábitos que favorecen el desaliento de los empleados, así como otros que incrementan los niveles de motivación.

Entre los primeros, están las políticas ineficientes (sistemas anticuados y farragosos), la falta de comunicación y de confianza con los empleados, condiciones inadecuadas en el trabajo (luz, ruido, limpieza, etc.), la inseguridad y la ausencia de flexibilidad en los planteamientos laborales. En cambio, los empleados se sienten más motivados cuando reciben un salario adecuado a sus responsabilidades y reconocimiento por el trabajo realizado, pueden aprender de él e interactuar de forma positiva con otras personas, conocen el impacto de su trabajo y a sus beneficiarios, y pueden participar en procesos de decisión sobre cuestiones laborales que les afectan a ellos y a la empresa en general.

Mito 4. El teletrabajo dificulta la innovación
Encontrarse con los compañeros, hablar en la cafetería o sentarse a comer juntos puede ser un modo de aumentar la interacción y la creatividad, pero no el único. Además, esos encuentros se pueden fomentar, de modo esporádico y con una frecuencia determinada. Es posible, asimismo, su estructuración para que sean creativos en sí mismos.

Los datos muestran que para el grupo de personas que son, en general, altamente creativas, trabajar desde casa ayuda a ser un poco más innovador que estar en la oficina (un 3% más para hombres, un 1% más para mujeres). El efecto contrario se produce para quienes, habitualmente, son poco creativos: estar en la oficina les hace ser un poco más innovadores (un 5% más para hombres, un 2% más para mujeres). 

Por tanto, el teletrabajo, en sí mismo y al contrario de la creencia popular, no facilita o dificulta. Sin embargo, una adecuada gestión de la presencialidad versus el trabajo remoto sí ayuda a desarrollar la creatividad de los equipos de personas.

Mito 5. No aporta nada reunirse en persona. Todo se puede hacer en remoto
Algunos de los aspectos de las reuniones más valorados por los empleados son el contacto visual (86%), la eficacia (83%), la generación de empatía (79%) y la creatividad (77%). Pues bien, aunque casi todos estos aspectos se dan más en los encuentros presenciales, el de la eficacia alcanza el 68% en las reuniones online, frente al 59% en las reuniones presenciales. 

Quizá por ello, casi la mitad de los empleados (46%) preferiría realizar solo entre un 1 y un 25% de sus reuniones de forma presencial y apenas un 2% haría así todas sus reuniones.
​​En realidad, las reuniones en las que se considera más importante el cara a cara son las de venta con clientes (en el 80% de los casos), seguidas de las reuniones de innovación y cocreación con colaboradores (75%). Por el contrario, según los encuestados hay tareas que aportan un escaso valor cuando se realizan de forma presencial, como las llamadas de seguimiento a clientes (4%), el trabajo rutinario (8%), la elaboración de informes (9%) o el estudio de asuntos de fondo (17%).

Mito 6. En la oficina se pierde mucho tiempo
En estudios previos a la pandemia, analizamos la diferencia entre horas efectivas trabajadas en remoto (7,5) y en la oficina (7,42), y no hallamos diferencias significativas. En realidad, los beneficios del teletrabajo dependen mucho de la capacidad de autogestión de cada uno. Así, en los días que se trabaja desde un lugar remoto (cuando es menos del 40% de los días del mes), si comparamos las personas con capacidad de autogestión con las que carecen de ella, vemos que las primeras sienten más orgullo de pertenencia (500%) y energía en el trabajo (120%), tienen mayor disposición a realizar lo que la empresa requiera (100%) y hacen un trabajo de más calidad (50%).

Guía de buenas prácticas y casos de negocio
El estudio ofrece también una guía para no perderse en el mix de trabajo remoto/trabajo en la oficina, así como casos prácticos y entrevistas a Teresa Sancho, responsable de Comunicación Interna de Metro de Madrid; Albert Triola Country Leader de Oracle Spain; Jordi Llargués, Strategic Facility Manager de Bayer Barcelona, y Noema Paniagua, directora general de AECC. Demás, incorpora una serie de tests que permiten al usuario evaluar su disposición al teletrabajo y su capacidad para aprovechar sus beneficios.

Puede descargarse el estudio completo aquí

La Covid-19 provoca que el 45% de las empresas españolas tenga un elevado nivel de pérdida de ingresos

  • El informe, realizado con la colaboración de Barna Consulting Group, indica que solo el 62% de las empresas tienen metodologías y seguimiento de KPI’s implementadas para sus redes de ventas.
  • El 58% de los encuestados aplicará la reducción de gastos operativos como medida principal para salir de la crisis. 
  • Solo un 10% de los encuestados dice tener una estrategia digital bien definida.

Barcelona/Madrid, 21 de abril de 2021. El 45% de las redes comerciales en España considera que la pandemia de la Covid-19 ha causado un nivel de pérdida de ingresos alto o muy alto en sus empresas. Esta es una de las conclusiones del “IX Estudio sobre la gestión de las redes comerciales en España 2019-2020” realizado por los profesores del IESE Julián Villanueva y Cosimo Chiesa con la colaboración de Barna Consulting Group. 

Para salir de la crisis, los encuestados aplicarán una mezcla de estrategias, entre ellas la reducción de gastos operativos (58%), el lanzamiento de nuevos productos y servicios (45% de las empresas) y el cambio en la estrategia de canales (39%). Así, más de un 80% de las empresas impactadas por la Covid-19 prevé una recuperación a medio/largo plazo, mientras que un 4% de la muestra es muy pesimista y no ve una recuperación a los niveles de 2019.

Respecto a la digitalización de las empresas, el 62% de la muestra declara que sus herramientas y canales digitales no estaban realmente bien preparados al inicio de la crisis por la Covid-19. En este sentido, en un entorno pre-covid, solo un 10% de los encuestados decía tener una estrategia digital a medio/largo plazo bien definida y comunicada a la empresa, frente al 43% que no la tenía ni definida ni implantada.  Además, casi el 80% de los encuestados, dicen no tener una estrategia de Social Selling para sus equipos. 

Falta de alineación entre Marketing y Comercial
Más del 50% de los encuestados opina que no están suficientemente alineados los departamentos de marketing y ventas. La falta de alineación entre los departamentos se debe principalmente a la falta de alineación de objetivos y a la falta de comunicación entre ellos. 

Además, los estudios indican que las redes de venta son lentas incorporando nuevas tecnologías. El estudio muestra que antes de la crisis en media los comerciales dedicaban el 55% de su tiempo a la venta activa. Las nuevas tecnologías pueden ayudar a mejorar ese ratio, de hecho, el 74% de los encuestados que cuentan con aplicaciones o sistemas de Martech o Salestech está satisfecho con su utilidad. 

Este estudio se ha realizado a una muestra de más de 700 encuestados con cargos de Directores Generales, Directores Comerciales y Directores de Ventas.

Descargar el estudio completo

Las startups impulsadas por antiguos alumnos del IESE crean 70.000 nuevos puestos de trabajo

  • Estas empresas han recaudado en 20 años 3.600 millones de dólares en capital.
  • Un nuevo informe, elaborado por el Centro de Emprendimiento e Innovación (EIC) del IESE, mide el impacto de sus actividades y establecen sus objetivos sobre innovación y emprendimiento para el 2030.

Barcelona/Madrid, 12 de abril de 2021. Las empresas fundadas por antiguos alumnos del IESE han creado en 20 años más de 70.000 puestos de trabajo en todo el mundo y han recaudado unos 3.600 millones de dólares en capital, gracias al ecosistema emprendedor de la escuela. 

Estos datos son recogidos en un nuevo informe elaborado por el Centro de Emprendimiento e Innovación (EIC) del IESE, en el que se mide el impacto de las actividades de emprendimiento del IESE en las últimas dos décadas y se establecen los objetivos del área para el año 2030. Las cifras se basan en un análisis de datos internos del IESE, complementados con bases de datos externas como Crunchbase, Dealroom, LinkedIn, entre otras. 

Entre los aspectos más destacados del informe se encuentran: 

  • En 20 años, se han creado más de 70.000 puestos de trabajo en los 5 continentes gracias a emprendedores formados por el IESE.
  • Empresas fundadas por emprendedores antiguos alumnos de IESE han recaudado 3.600 millones de dólares de capital.
  • El 30% de los alumnos del IESE han iniciado una empresa en los 5 años posteriores a su graduación.
  • Se han invertido 65 millones de dólares en startups a través de fondos del IESE y otros mecanismos de apoyo. 

Pero el impacto del IESE va más allá de ayudar a crear miles de empresas. También ha realizado investigaciones relevantes y numerosos congresos y eventos relacionados con el emprendimiento y la innovación, con el fin de avanzar en el conocimiento de esta materia. Ese impacto incluye: 

  • 15 proyectos de investigación competitivos en los que IESE ha sido seleccionado por la Comisión Europea y gobiernos de Asia y América Latina. 
  • 20 publicaciones al año durante las últimas dos décadas, que incluyen artículos de referencia, libros, estudios y casos comerciales. 
  • 70 eventos extracurriculares al año, como conferencias de emprendimiento, hackatons y talleres, triplicando la actividad de hace cuatro años. 

“El emprendimiento en el IESE tiene una relevancia cada vez mayor y estas cifras reflejan nuestro profundo impacto global”, dijo la profesora Mª Julia Prats, directora académica del Centro de Emprendimiento e Innovación (EIC) del IESE. ”Al apoyar a los emprendedores y su espíritu innovador, estamos apoyando la creación de empresas, la generación de empleo y conocimiento y también el crecimiento económico”, apuntó Josemaria Siota, director ejecutivo de la EIC. 

Objetivos 2030 en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU 

El informe también establece objetivos ambiciosos para el 2030, en línea con tres de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU:  

  • Crear 50.000 nuevos puestos de trabajo apoyando a 5.000 emprendedores en la construcción de sus nuevas empresas y en la recaudación de, al menos, 500 millones de euros en inversiones de riesgo (Objetivo nº 8: Trabajo decente y crecimiento económico). 
  • Impactar a 2.000 directivos de alto nivel en todo el mundo a través de la investigación y las actividades del IESE (Objetivo nº 17: Alianzas para lograr los objetivos). 
  • Publicar 200 nuevas publicaciones relacionadas con la búsqueda de fondos, emprendimientos corporativos, transferencia de tecnología e inversión ángel, con el fin de fomentar la innovación (Objetivo nº 9: Agua, Industria, Innovación e Infraestructura). 

En el IESE, la mentalidad emprendedora está arraigada en todos los programas, preparando a todos sus alumnos para el mundo de las startups o para innovar dentro de las empresas. Además, el IESE proporciona investigación, redes de networking y financiación a través de su IESE Technology Transfer Group, el Open Innovation Institute y el International Search Fund Center. También cuenta con el fondo de capital riesgo Finaves, la red de Business Angels y el programa de mentoría weGrow, entre otras iniciativas de apoyo. 

Leer informe completo aquí

Disminuye ligeramente la incertidumbre económica en España en el mes de marzo

  • No hay novedades económicas reseñables, y las trifulcas políticas no impactan en la incertidumbre

Barcelona/Madrid, 8 de abril de 2021. El Índice IESE de Incertidumbre Económica (I3E) bajó 7 puntos en el mes de marzo situándose en los 93 puntos, dentro de la escala 0 – 200.

Esta estabilidad con una ligera bajada indica que la situación económica se mueve dentro de los parámetros previsibles. La política ya no afecta a la incertidumbre y no hay ninguna noticia que haga pensar en nuevos sobresaltos en la actividad económica.

Todas las componentes del Índice han disminuido salvo la incertidumbre sobre el precio del petróleo, que ha aumentado de 79 a 97 puntos. La incertidumbre sobre la bolsa ha disminuido 7 puntos situándose en los 93. La incertidumbre sobre el tipo de cambio dólar-euro ha disminuido 12 puntos pasando de los 103 a los 91. Mientras que la incertidumbre sobre la deuda española ha disminuido 16 puntos hasta los 93.

Esta estabilidad en la incertidumbre económica con ligera tendencia a la baja, comenta Miguel Ángel Ariño, profesor del IESE y responsable del Índice: «indica que se tienen ya asumidas las consecuencias económicas de la actual pandemia y que ya nos estamos acostumbrando a las batallas políticas».
 

 ÍNDICE Global I3EÍndice IBEXÍndice $ / €Índice BRENTÍndice BONO
Febrero 202110010910379109
Marzo 20219396919793

VALOR DEL ÍNDICE EN MARZO                 93 
VARIACIÓN RESPECTO A FEBRERO        -7

Jordi Gual se reincorpora al IESE esta semana

  • El presidente de Caixabank vuelve al IESE como profesor Ordinario del departamento de Economía

Barcelona/Madrid, 23 de marzo de 2021. Jordi Gual se reincorporará al IESE como profesor Ordinario de Economía a finales de esta semana, cuando termine sus funciones como presidente de CaixaBank, cargo que ha ocupado desde junio de 2016. 

El profesor Gual se unió al claustro del IESE en 1987, donde desarrolló su actividad académica hasta 2005, año en que se incorporó al grupo ‘la Caixa’. Antes de asumir la presidencia de CaixaBank, fue Economista Jefe y Director Ejecutivo de Planificación Estratégica y Estudios de este banco y Director General de Planificación y Desarrollo Estratégico de CriteriaCaixa.

Actualmente, entre otros cargos, el profesor Gual es miembro del Consejo de Administración de Telefónica, vicepresidente del Círculo de Economía y miembro de los Patronatos del Real Instituto Elcano y la Fundación Barcelona Mobile World Capital.

Ha sido Consejero Económico en la Dirección General de Asuntos Económicos y Financieros en la Comisión Europea en Bruselas y miembro del Consejo Asesor para la Reactivación Económica y el Crecimiento del Gobierno de Cataluña (CAREC).

Jordi Gual es Doctor en Economía por la Universidad de California (Berkeley) y Research Fellow del Center for Economic Policy Research (CEPR) de Londres. Ha publicado ampliamente sobre temas bancarios, integración europea, regulación y política de competencia.

Más de la mitad de las empresas del sector de alimentación y bebidas cree que aumentarán las alianzas entre empresas

  • Estudio del IESE sobre el impacto de la COVID-19 en el sector de alimentación y bebidas.
  • El 40% de las empresas cree que se producirá un proceso de consolidación y, el 55%, un incremento de las alianzas.
  • La seguridad alimentaria, los productos saludables y las compras online, las tres tendencias más valoradas por los consumidores.
  • El 50% de los encuestados del canal horeca revelaron reducciones de más del 20% de los empleados.

Barcelona, 8 de marzo de 2021. Los directivos del sector de alimentación y bebidas prevén movimientos corporativos. Un 40% se muestra de acuerdo o muy de acuerdo con que se producirá un proceso de consolidación y el 55% con que se producirá un incremento de las alianzas entre empresas.

Además, apenas un 10% se muestra en desacuerdo en que se acortarán las cadenas de abastecimiento de la industria, probablemente porque la COVID-19 ha dejado claro que las largas cadenas de abastecimiento que han caracterizado a muchas industrias durante los últimos años resultan muy frágiles ante las restricciones al movimiento internacional de mercaderías e insumos.

Así lo refleja el estudio La crisis de la COVID-19 en el sector de alimentación y bebidas. Impacto y futuro del profesor del IESE Adrián Caldart, junto con Júlia Gifra (IESE) y Anna Akhmedova (Universitat Internacional de Catalunya). El informe recoge la opinión de los líderes empresariales de 185 empresas relacionadas con la alimentación y bebidas acerca del impacto de la COVID-19 en el sector y sus empresas, así como su visión de los retos anteriores y los nuevos planteados a raíz de la pandemia. 

Ocho tendencias de consumo
Los autores interpelaron a los líderes del sector acerca de qué aspectos valora más el consumidor tras el impacto de la COVID-19 y les pidieron que los puntuaran del 1 al 7. Según las respuestas de los encuestados, vamos a ver a usuarios cada vez más interesados en:

1.    Seguridad alimentaria (5,83): la sensibilidad de los consumidores a la seguridad alimentaria no constituía una prioridad explícita y significativa para el consumidor pre-COVID, quizá porque la daba por descontada.

2.    Productos saludables (5,61 puntos): se trata de una tendencia reforzada por el interés en que la dieta fortalezca el sistema inmunológico.

3.    Compras online (5,58 puntos): la pandemia también ha dado un gran impulso al comercio electrónico y se espera que su peso relativo como canal siga creciendo.

4.    Precio y reducción de gastos (5,52 y 5,42, respectivamente): pese a la confianza en la persistencia de los valores asociados a la salud y la sostenibilidad, los encuestados están convencidos de que la retracción económica asociada a la COVID-19 persistirá hasta al menos 2023.

5.    Tiendas de proximidad (5,40): la compra en tiendas de proximidad con mayor frecuencia y asiduidad ha llegado para quedarse.

6.    Cuidado del medioambiente (5,39): los clientes parecen priorizar las propuestas sensibles al cuidado del planeta.

7.    Compromiso con la comunidad (5,13): los consumidor se decantan por las marcas de fabricante y de cadenas de distribución en las que reconozcan un claro compromiso con la comunidad en la que desarrollan sus operaciones.

8.    Marcas nacionales (5,06 puntos): el consumidor las prefiere a las importadas. 

Aunque los encuestados dudan de que se produzca un cambio de hábitos de ocio que lleve a nueva preferencia por las reuniones en el hogar (4,02 puntos), la hostelería es la gran fuente de preocupación del sector. La encuesta revela que los directivos del sector no ven claro que, a corto plazo, los consumidores retomen de modo muy activo sus hábitos de salida (4,65). Así, indican una mayor probabilidad de incremento de reuniones en casa (5,26), debido a una combinación de una mayor preocupación por la seguridad (5,33 puntos) y por razones económicas (5,24).

Impacto desigual de la COVID-19
El sector de alimentación y bebidas se ha visto afectado de modo muy desigual por la pandemia. Nuestros datos revelan estas fuertes diferencias. 

A nivel de facturación, más del 50% de las empresas encuestadas reportan caídas significativas de ventas (esto es, superiores al 5%) en el mercado local, y más del 25% sufrieron retracciones por encima del 20%. En el otro extremo, un 27% de las compañías manifestó incrementos significativos en su facturación en España. Finalmente, un 20% señaló que no había sufrido variaciones apreciables en sus ventas.

Otro ámbito destacado de nuestra encuesta guarda relación con el impacto de la COVID-19 en el comercio exterior, que se vio claramente afectado, aunque también de forma desigual. Así, las exportaciones del sector sufrieron un fuerte impacto, con más del 45% de las empresas que realizan ventas internacionales reportando caídas significativas, y un 25% reportando incrementos. Por otro lado, solo un 24% de los directivos se muestra de acuerdo o muy de acuerdo con que se producirá un incremento de las exportaciones españoles de productos del sector.

A nivel de importaciones, casi el 46% de las compañías del sector que habitualmente importan insumos y productos revelaron una caída significativa en sus compras, contrapuesta por solamente un 15% de las que reportaron un incremento de sus compras en el extranjero. Además, solo un 3% declara estar de acuerdo o muy de acuerdo con que se vaya a producir un aumento de las importaciones en el sector.

En nuestra encuesta, más del 60% de las empresas del sector han reportado que no alteraron significativamente sus plantillas durante los meses de confinamiento total, mientras que alrededor de un 15% ha señalado incrementos del 5% o más en el tamaño de sus plantillas para responder a los incrementos de demanda y un 20% ha manifestado reducciones. De hecho, un 10% de las compañías informaron de reducciones superiores al 20% de la plantilla. Este porcentaje incluye al 42% de los encuestados de canal horeca, que revelaron las reducciones más drásticas. A nivel salarial, más de dos tercios de las empresas no alteraron las remuneraciones, mientras que, aproximadamente, un 10% reportó bajas, y un porcentaje similar informó de subidas salariales. 

Por su parte, las inversiones en formación se vieron claramente impactadas por la pandemia, aunque de modo desigual: mientras que un 30% de las empresas reportó recortes en este capítulo, más de un 20% optó por reforzarlas, aprovechando la ventaja de la mayor disponibilidad de tiempo de muchos empleados como consecuencia del confinamiento. 

Otro ámbito relevante del análisis de nuestra encuesta es el relativo a las inversiones. Aquí destacan las inversiones y los avances producidos en transformación digital. Casi un 39% de las empresas del sector de alimentación y bebidas reforzaron sus inversiones en proyectos ligados a la transformación digital, mientras que tan solo un 17% las redujo.

Respecto la innovación en producto, aun estando lejos de los registros obtenidos en transformación digital, cabe remarcar que también observamos un sesgo levemente positivo: aproximadamente un 30% de las empresas reportó incrementos significativos en sus inversiones previstas respecto a las del 2019, frente a un 20% que optó por reducirlas de forma considerable.

El segmento de bienes de capital fue el más castigado por las decisiones de ajuste de las empresas. En concreto, un 38% de ellas declara haber aplicado recortes significativos, y tan solo un 17% optó por incrementar sus inversiones respecto a las efectuadas en el 2019; de ellas, casi un 8% declaró que dicho aumento consistió en un pequeño porcentaje situado entre el 5% y el 10%.

Por último, cabe destacar que los directivos del sector de la alimentación y bebidas se mostraron de acuerdo o muy de acuerdo con que la sostenibilidad seguirá siendo una prioridad para ellos (50%) así como que los agentes locales, como la comunidad o los proveedores, ganarán peso en su toma de decisiones (36%).

Puede consultar el estudio completo de La crisis de la COVID-19 en el sector de alimentación y bebidas. Impacto y futuro haciendo click aquí.

Las escuelas de negocio se unen para impulsar planes de formación en los proyectos Next Generation

  • 14 escuelas españolas firman un manifiesto conjunto y se ponen al servicio de la administración pública para ayudar en la modernización del tejido productivo

Barcelona/Madrid, 5 de marzo de 2021. 14 escuelas de negocio españolas, impulsadas por el IESE, se han unido para realizar una declaración conjunta en la que solicitan que los proyectos Next Generation (NG) que deben ser aprobados por el Gobierno de España, tengan en cuenta planes de formación para que empresarios y directivos de nuestro país puedan convertir “modelos de negocio agotados en empresas sostenibles y con potencial de crecimiento”.

Las escuelas firmantes, que cuentan con el apoyo de la Asociación Española de Escuelas de Dirección de Empresas (AEEDE), se ponen al servicio de las administraciones públicas para lograr que el proyecto de fondos NG “contribuya a la modernización de nuestro tejido productivo y mejore la calidad y sostenibilidad del empleo”. Y alegan para ello que están a la vanguardia de la formación en el mundo como demuestran los rankings internacionales y que nuestro país es uno de los principales destinos para la formación de directivos tanto europeos como de otras partes del mundo.

Las firmantes del manifiesto son: IESE Business School, IE Business School, ESADE, EADA Business School, ESIC Business & Marketing, EDEM, ISDI, San Telmo Business School, IEB, UPF Barcelona School of Management, LA SALLE School of Business, DEUSTO Business School, EAE Business School e ICADE Business School.

Declaración conjunta de escuelas de negocio españolas

  1. Las escuelas de negocio españolas estamos a la vanguardia de la formación y la investigación a nivel mundial como demuestran numerosos rankings internacionales. Gracias a ello, España es uno de los principales destinos para formación de directivos tanto europeos como de otras partes del mundo.  Esto supone una importante fuente de talento ya que muchos egresados se instalan aquí tras sus estudios, y también un instrumento importante en la imagen que estos perfiles internacionales tienen de España.
  2. Durante muchos años desde las escuelas de negocio hemos contribuido de forma muy notable a mejorar el nivel de la toma de decisiones de los directivos en las empresas españolas, así como a la creación de redes con ciento de miles de antiguos alumnos que han contribuido decisivamente a la expansión internacional y el impulso a la innovación y la sostenibilidad.
  3. La formación de alta calidad de la dirección de las empresas españolas será un factor clave para llevar a cabo los retos ambiciosos que fija el plan de resiliencia y recuperación de los fondos europeos. El cambio del modelo productivo y económico no se conseguirá con la inversión en equipos e infraestructuras aisladamente, sino acompañado de la capacidad de nuestros directivos y empresarios de reconstruir modelos de negocio agotados en empresas sostenibles y con potencial de crecimiento. 
  4. Creemos fundamental que los proyectos estratégicos y las grandes inversiones para el país deben ir acompañadas de planes de formación al nivel del decisor pertinente para asegurar una visión de innovación y excelencia en la ejecución de los mismos.
  5. Las escuelas de negocio han sido pioneras en transformar sus metodologías al nuevo contexto digital. Su potencial para facilitar el acceso al conocimiento a lo largo de todo el país, es un gran activo para contribuir a la cohesión social y territorial y ampliar la distribución de la riqueza y el crecimiento económico. 
  6. Finalmente, ponemos todo nuestro potencial académico y formativo al servicio de las administraciones públicas para contribuir de la forma en que se considere conveniente a lograr que todo el proyecto de fondos Next Gen sea un verdadero éxito que contribuya a la modernización de nuestro tejido productivo y la mejora en la calidad y sostenibilidad del empleo en nuestro país.